El protocolo original de MakerDAO (MKR) se dio de baja el 12 de mayo a las 4 PM UTC después de que se iniciara un procedimiento de apagado inmediato como resultado de los eventos del Jueves Negro.

Con el Single-Collateral DAI, o Sai, sólo Ethereum (ETH) podía usarse como colateral para la plataforma de préstamos. La actualización a DAI Multi-Collateral, que fue lanzada en noviembre, requirió un reemplazo completo de todos los contratos inteligentes lanzados anteriormente. Aunque se añadió como opción la Basic Attention Token (BAT), ETH seguía siendo la principal opción colateral.

La migración desde el antiguo Maker fue altamente recomendada pero no obligatoria. Sin embargo, esto cambió cuando el proyecto Maker implementó un conjunto de medidas extraordinarias en respuesta al incidente del Jueves Negro del 12 de marzo, que dejó al protocolo sin capital.

Mientras que alrededor del 90% de Sai se convirtió rápidamente en Dai, aproximadamente $10 millones de dólares permanecieron en circulación, poniendo en riesgo el protocolo. Como informó anteriormente Cointelegraph, la razón principal del incidente de subcapitalización fue la falta de liquidez durante las subastas colaterales.

Como la liquidez en Sai es aún menor, y no puede beneficiarse de medidas de emergencia como la introducción de USDC collateral, la comunidad inició un proceso de varios pasos para terminar con Sai.

A partir del 24 de abril, se empezó un período de gracia que termina el 11 de mayo. La tasa de estabilidad análoga a la tasa de interés de Maker – fue exonerada para alentar a los poseedores de Sai a migrar.

El 12 de mayo, Sai fue oficialmente apagado. Sus poseedores aún pueden canjear la cuota de estabilidad por Dai, así como su colateral de ETH.

¿No más stablecoins puristas?

La decisión de añadir el USDC fue algo polémica debido a su estatus de stablecoin centralizado.

A pesar de estas preocupaciones, la decisión de incluir Wrapped Bitcoin (wBTC) como la cuarto collateral fue adoptada el 2 de mayo. Como Cointelegraph informó previamente, wBTC hace uso de un puente de custodia centralizado para llevar un token con la marca Bitcoin a Ethereum.

Si bien el token se está usando ampliamente en las finanzas descentralizadas (DeFi), muchos criticaron esta decisión.

Nic Carter, cofundador de Coinmetrics, dijo estar “genuinamente confundido” por esta decisión, ya que reintroduce el riesgo del sistema financiero en lo que se consideraba una alternativa independiente de Stablecoin.

Como el criptoanalista, Hasu (por su seudónimo), tweeteó, el cierre de Sai deja “espacio para que surja un competidor purista”.

Este competidor podría ser Synthetix con su token SUSD, que sólo está respaldado por criptocorrientes descentralizadas. Un inversionista de Synthetix, Michael Anderson de Framework Ventures, le comentó a Cointelegraph que es “el único stablecoin verdaderamente descentralizado que queda en el mercado”.

La comunidad de Maker, por otro lado, no está muy impresionada por Synthetix. Algunos la criticaron por tener una relación mucho más débil entre la colateral y los activos sintéticos, alegando que se apoya en “pensamientos y oraciones”. También se plantearon inquietudes sobre el acceso de la administración a los contratos inteligentes.

Rune Christensen, cofundador de Maker, nunca se abstuvo de decir que la colateral descentralizada tiene su lugar en la plataforma, mencionándole a Cointelegraph que presenta un perfil de riesgo diferente.

Él ve la combinación de ambas colaterales, centralizadas y descentralizadas, como una forma de equilibrar los riesgos de custodia y la volatilidad.

Sin embargo, algunos en la comunidad de Maker señalaron que la wBTC no satisface ninguna de las dos, ya que combina tanto la volatilidad del cripto como el riesgo de custodia de una stablecoin tradicional.

Sigue leyendo:

VER ARTÍCULO ORIGINAL