En Argentina, la Unidad de Información Financiera (UIF) dio a conocer que puso en marcha una investigación dirigida a recabar información sobre los tenedores de criptomonedas. Así lo informó  El Cronista a través de un artículo publicado el 20 de mayo.

En ese medio explicaron que esta medida se tomó con el fin de “disponer de datos actualizados respecto a ese tipo de operatorias y adecuar el sistema de prevención de lavado de activos y de financiación del terrorismo”.

Además, de acuerdo a lo publicado, se ordenó  a una serie de sujetos y entidades que reporten cualquier transacción que pudiera considerarse sospechosa.

El organismo mencionado -según El Cronista-  advirtió que “en los últimos tiempos se observa un incremento de las operaciones realizadas a través de activos virtuales”.

Entre las entidades y sujetos a que ahora estarían obligados en Argentina a vigilar transacciones, el artículo nombró a los siguientes:

  • Bancos
  • Casas de cambio
  • Operadores de bolsa
  • Fondos comunes de inversión
  • Otras entidades reguladas por el Banco Central
  • Aseguradoras
  • Operadoras de tarjetas de crédito
  • Transportistas de caudales
  • Empresas de correo
  • Despachantes de aduana
  • Galerías de arte
  • Profesionales de las ciencias económicas
  • ONG que reciben donaciones
  • Asociaciones que regulan actividades deportivas

Además, la UIF habría solicitado también a estas entidades que “extremen sus recaudos respecto de acciones que pudieran significar una amenaza para al orden económico y financiero de nuestro país”.

Inflación, altos impuestos, restricciones y deuda

La historia económica argentina está llena de sobresaltos en las últimas décadas. Las restricciones cambiarias se han ido sumando a la gran presión impositiva (una de las más grandes del mundo) y a la inflación (también con números que ponen a Argentina entre los que más inflación tienen). Todo esto mezclado con la posibilidad cercana de un default de la deuda que el país mantiene con acreedores externos.

Y es en este contexto que surge esta postura de vigilancia de la UIF.  “La orden llega en momentos en que el Gobierno apunta por diversos frentes a desinflar el mercado cambiario paralelo y evitar a todas costas la fuga de divisas del sistema financiero, ante la necesidad de dólares y la presión sobre el tipo de cambio que se ejerce por parte de personas y empresas que buscan salir del peso como moneda de ahorro”, remarcó el artículo.

Te puede interesar:

VER ARTÍCULO ORIGINAL