El servicio de préstamos Aave presentó un nuevo mercado basado en tokens de liquidez de Uniswap, que permite a los depositantes pedir activos prestados contra estos tokens sintéticos.

El mercado de Uniswap se lanzó y anunció el 28 de mayo, y permite a los titulares de estos tokens específicos usarlos como garantía para pedir prestado criptoactivos de la plataforma.

Cada token de liquidez representa la propiedad de un grupo de proveedores de liquidez de Uniswap, y pueden canjearse por tokens reales en cualquier momento. 

Los proveedores de liquidez reciben una parte de los honorarios comerciales adquiridos por el protocolo Uniswap, lo que genera una de las muchas formas de obtener ingresos pasivos a través de finanzas descentralizadas (DeFi).

Liquidez apalancada

Los tokens de liquidez no se pueden pedir prestados, lo que significa que no se reciben ingresos adicionales al depositar estos tokens en la plataforma Aave. 

Stani Kulechov, CEO de Aave, le dijo a Cointelegraph que esto se habilitará más adelante, lo que permitirá a los usuarios recibir interés de dos plataformas a la vez.

Sin embargo, una aplicación interesante de este sistema es abrir fondos de liquidez apalancada. Como escribió Aave, esto “reducirá en gran medida el deslizamiento de cambio descentralizado”, ya que los fondos de liquidez se pueden inflar a través del dinero prestado. 

Para que sea económicamente factible, las tarifas de negociación tendrían que contrarrestar la tasa de interés del préstamo y el posible problema de pérdida impermanente. 

Dado que las comisiones de trading y las tasas de interés son variables, esto podría dar lugar a complejas interacciones entre las dos plataformas a medida que cambia el equilibrio económico. Sin embargo, los factores de préstamo para estos tokens se establecieron en umbrales bastante conservadores de menos del 70%, lo que pone un límite al apalancamiento máximo obtenible.

Los riesgos de la componibilidad de DeFi

Un riesgo importante abordado por Aave es el precio correcto de estos tokens de liquidez. Como estos son tokens totalmente sintéticos cuyo valor deriva algorítmicamente de los activos subyacentes, las fallas en Uniswap también podrían amenazar el sistema Aave.

Con este fin, los desarrolladores crearon un contrato que derivaría independientemente el valor del token en función de la cantidad de activos subyacentes dentro de los contratos de Uniswap. Sin embargo, las desviaciones del precio de un token en Uniswap y el precio real de mercado aún pueden ocurrir en ciertas circunstancias, lo que Aave supone que sería un ataque en la plataforma. 

Por lo tanto, el sistema utiliza oráculos Chainlink para calcular el valor “verdadero” de los fondos de liquidez, que se convierte en el método de valoración principal durante estos períodos de discrepancia.

Sin embargo, estas interacciones pueden resultar en un “riesgo acoplado entre los dos sistemas”, como le dijo Ken Coeleter, socio de Electric Capital, a Cointelegraph. Específicamente para Uniswap, el tamaño de sus fondos de liquidez dependería del protocolo Aave.

Deeter señaló que con los préstamos garantizados, los efectos de “aumento de la volatilidad” ya pueden ocurrir en un solo protocolo, citando el ejemplo de MakerDAO. Los prestatarios pueden convertir fácilmente Dai (DAI) en Ether (ETH) y volver a convertirlo en Maker (MKR), lo que aumentaría su riesgo al usar el protocolo.

Pero los riesgos de estas prácticas aún dependen de los parámetros del sistema, concluyó Deeter:

“Creo que la pregunta de nivel superior es cómo estos sistemas de préstamos equilibran diferentes tipos de garantías (para que uno que vaya mal no derribe todo el sistema) y qué esquemas de recapitalización tienen, en caso de que algo salga mal”.

Kulechov dijo que Aave aplica un marco de riesgo específico para prevenir la inestabilidad, y señaló que las interdependencias “no son tan diferentes de las exposiciones en las finanzas tradicionales”.

Sigue leyendo:

VER ARTÍCULO ORIGINAL