Con el suministro actual de Bitcoin en circulación y un precio cercano a los USD 9,500 su uso para pagar la deuda externa de algunos países de América Latina es bastante halagador.

En un hipotético caso de que algunos de estos países -o los holders de BTC– decidieron utilizar todo el Bitcoin circulante para el pago de su deuda externa, por lo menos nueve países de latinoamérica podrían hacerlo sin problema alguno.

Los países en cuestión serían Uruguay, Ecuador, Perú, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Bolivia y Nicaragua. Para este grupo de países la deuda externa en promedio ronda por el 22 por ciento de la demanda de todo el Bitcoin en circulación para poder cancelar sus compromisos internacionales.

Actualmente el suministro circulante total de Bitcoin según el indicador de mercado de criptomonedas CoinMarketCap es de unos 18.427.250 BTC, esto es casi el 88 por ciento de las 21 millones de unidades acuñadas en el whitepaper de Nakamoto.

Los datos correlacionados entre la deuda externa de cada país según las informaciones recopiladas de sus instituciones oficiales, y el suministro total de Bitcoin reflejó que Colombia es el país que más demanda requiere del BTC actualmente circulante, con el 80.67% de las 18 millones de unidades disponibles.

El cuadro anterior refleja también que las pequeñas naciones centroamericanas de Guatemala, Honduras y Nicaragua son las que menos cantidad de BTC requieren para poder cancelar la totalidad de su deuda externa, menos un seis por ciento en promedio.

Por otro lado, Bolivia es el cuarto país con menos cantidad de demanda del BTC circulante para honrar sus compromisos, cerrando un grupo de países junto a los antes mencionados que sólo necesita un dígito porcentual del total circulante de Bitcoin para pagar sus deudas externas.

Más interesante aún, es que todo el suministro actual de Bitcoin permitiría cancelar la deuda externa global de por lo menos 7 países de este grupo estudiado: Bolivia, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, Uruguay y Ecuador.

Para este grupo de siete países, sólo necesitarán el 80.19% de las 18 millones de unidades de BTC actualmente en circulación para cancelar todas sus deudas externas.

No alcanza para ellos 

En el contexto adverso, la deuda externa de países como Venezuela, Argentina, Estados Unidos o España es tan grande que ni los 21 millones de Bitcoin proyectados a circular en la red al precio actual permitirían honrar sus compromisos.

Con una carga impositiva muy grande en sus espaldas y una inflación que es la norma del día, Venezuela y Argentina requieren más del 100 por ciento del suministro actual de Bitcoin para cancelar sus compromisos.

La situación empeora a medida que avanzamos a países con economías más grandes en la región como México y Brasil, quienes demandan hasta 800 por ciento del suministro actual de Bitcoin en el caso del gigante del sur, quien ostenta ser la décima economía del globo.

La nota más negativa es para los Estados Unidos y España, quienes debido a su pésima situación fiscal se han visto obligados a imprimir tanto dinero sin respaldo y endeudarse para poder equilibrar sus arcas, con un futuro cada vez más sombrío por la situación actual del coronavirus, que no es posible saldar sus compromisos ni con todo el mercado actual de criptomonedas.

Con un récord de 23 billones de dólares para los EE.UU, la situación es impensable con el suministro total de Bitcoin para poder eliminar su deuda externa, ni siquiera con un precio del activo promedio a medio millón de dólares como han vaticinado algunos aventureros.

Top 100 Wallet más ricas de Bitcoin

De acuerdo a datos de bitinfoncharts, existen 100 monederos Bitcoin que posee al menos el 15 por ciento del suministro actual circulante de la criptomoneda líder del mercado.

Si usarán toda su riqueza en conjunto para cancelar la deuda externa de las naciones latinoamericanas, su saldo solamente sería suficiente para lograr pagar los montos de países como Bolivia, Honduras, Nicaragua y Guatemala respectivamente.

Los 100 monederos más ricos de Bitcoin tienen a su favor un saldo promedio de poco más de USD 25 billones de dólares al cambio actual, esto es unos 2.69 millones de BTC.

Estos monederos, muchas veces catalogados como Ballenas Bitcoin podría perfectamente hacerse cargo de la deuda externa soberana de alguno de los países antes mencionados, algo que en la práctica sería el equivalente a ‘ser el dueño’ de estas naciones.

El monedero más rico del listado corresponde al almacenamiento en frío del intercambio Huobi, el cual posee un saldo a su favor de 255,502 BTC, unos 2,413 millones de dólares.

Su saldo apenas alcanzaría para pagar una cuarta parte de la deuda externa más pequeña del grupo de países estudiados, correspondiente a la nación centroamericana de Guatemala.

Un flagelo que no termina

La deuda externa de un país se define como el conjunto de obligaciones que tiene un país con respecto a otro países o instituciones. Generalmente está en manos de acreedores extranjeros, sean particulares, instituciones financieras como el FMI, BM o gobiernos.

Bajo condiciones normales los préstamos se hacen para hacer frente a inversiones de grandes infraestructuras o para afrontar gastos imprevistos por desastres naturales. 

Sin embargo, en la región es de larga data los desastres macroeconómicos que han tenido diversos países sin importar su ideología, que han llevado a una práctica recurrente de endeudamiento ciclo tras ciclo, creando un espiral de deuda inflacionaria, imposible de pagar para la gran mayoría de los países.

A pesar del boom de los precios de petróleo en la década pasada, países productores como Venezuela no supieron ahorrar los fondos extraordinarios recibidos por las exportaciones petroleras que les permitiera saldar sus obligaciones de deuda.

La situación actual de pandemia promete un escenario más negro para muchos países de la región, y en ese sentido ya algunas economías han empezado aumentar el saldo de sus deudas externas con nuevos préstamos a instituciones gubernamentales.

Todo lo anterior obliga a detenerse a estudiar hasta qué punto es factible los esquemas tradicionales de finanzas en nuestras economías sin el apoyo de tecnologías disruptivas como la Blockchain que permitan emular esquemas más transparentes y progresistas enfocados en monedas digitales que permitan una economía circular de compensación por el esfuerzo realizado por cada uno de sus ciudadanos en pro del desarrollo sustentable de una nación.

Por ahora, ni todo el Bitcoin circulante con todo el poder que representa para el mercado alternativo de finanzas descentralizadas puede ser suficiente para eliminar el flagelo en toda la región, por lo menos al precio actual.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph. Cada inversión y movimiento comercial implica riesgo. Debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo:

VER ARTÍCULO ORIGINAL