Igor Krasnov, el nuevo Fiscal General de Rusia, dice que el delito cibernético en Rusia ha aumentado 25 veces en los últimos cinco años. Krasnov hizo esta declaración durante una reciente reunión dedicada a combatir el cibercrimen en Rusia, según un comunicado oficial el 17 de julio.

Solo 25% del cibercrimen en Rusia es procesado

En el evento, Krasnov destacó que ya se han registrado 225,000 casos en la primera mitad de 2020, un aumento del 92% en comparación coon el mismo período de tiempo en 2019. El número total de casos rusos para todo el año pasado fue de solo 294,000, dijo Krasnov.

Citó que varios delitos, como el tráfico de drogas, la corrupción y el financiamiento del terrorismo, a menudo se facilitan a través de las criptomonedas y herramientas de cifrado de datos, que maximizan el anonimato. La tasa de condenas por tales delitos asciende a solo el 25% hasta la fecha, agregó Krasnov.

El Fiscal General sugirió crear un sistema automatizado para rastrear el cibercrimen, así como “cambiar radicalmente los enfoques existentes para las operaciones policiales y las investigaciones preliminares” de estos casos.

Si bien el Fiscal General de Rusia ha expresado la necesidad de desarrollar más herramientas para combatir el cibercrimen relacionado con las criptomonedas, el estado de las mismas aún no está muy claro en el país.

A pesar de las múltiples advertencias de prohibir o criminalizar las criptomonedas como Bitcoin, el estado legal de las criptomonedas en Rusia aún es incierto hasta la fecha. En junio de 2020, un tribunal ruso negó una moción para proporcionar restitución a una víctima, argumentando que las criptomonedas como Bitcoin carecen de estatus legal.

Sigue leyendo:

VER ARTÍCULO ORIGINAL