Este jueves se conoció que el Banco Central de Venezuela (BCV) decidió retirar de su portal la cotización del Petro como unidad contable.

En efecto, en el página del ente emisor, el espacio que situaba al petro como unidad de cuenta, en este momento solo exhibe la paridad del bolívar respecto a las monedas fiduciarias.

Al respecto, el economista y académico de la Universidad Metropolitana Luis Oliveros comentó a CriptoNoticias: «el Petro como unidad contable no existe. Fue algo que nunca existió. Fue un intento de algo del Gobierno y como casi siempre, no funcionó”. Añadió que “sin ataque al desastre fiscal, no hay forma ni manera de salir de la hiperinflación».

La exclusión de la cotización de este activo emitido por el gobierno de Venezuela en el portal del BCV ha generado expectativas respecto a un posible incremento salarial, el cual se sitúa actualmente en Bs. 40.000, lo que implica que con ello se compra menos de 0,00025 BTC.

Una captura de pantalla del sitio web del Banco Central de Venezuela, antes de que retiraran el signo monetario que identifica al Petro. Fuente: BCV.

Ante este panorama, el economista Víctor Álvarez dijo a CriptoNoticias que “mientras el precio oficial del Petro es Bs. 80.000 y el salario mínimo equivale a 0,5 PTR (Bs. 40.000), en los mercados el Petro se revende en Bs. 1.722.372, equivalente a 72 salarios mínimos”.

Sostuvo que “si a los trabajadores y pensionados que devengan salario mínimo -en vez de Bs. 40.000- se les pagara directamente 0,5 PTR, lo venderían en Bs. 861.186. Es decir, 22 veces más de lo que ganan si se les sigue pagando en bolívares.

«Si el salario mínimo estuviera realmente anclado al verdadero valor del Petro, en el mercado la remuneración de los trabajadores y de las pensiones -equivalentes a 0,5 PTR-, no deberían bajar de 861.186 bolívares», apuntó.

¿De quién es el negocio de los que compran Petros a un precio oficial de Bs. 80.000 y luego lo revenden a Bs. 1.722.372?. ¿Aguantará un incremento salarial de semejantes proporciones una economía que se ha contraído 50% en los últimos 5 años y que en 2019 se estima se reducirá en otro 40 %?

Víctor Álvarez, economista

Para el catedrático, «si se confirma oficialmente el aumento en la cotización del Petro a Bs.1.420.817, habrá que recalcular el salario mínimo que -al ser 0,5 PTR -, equivaldría a Bs. 710.407. Ahora ¿Cuál sería el impacto de este ajuste sobre la producción y los precios? Habrá que esperar».

Lo que dijo Maduro en agosto de 2018

En la primera quincena de agosto de 2018, el mandatario Nicolás Maduro anunció varias medidas económicas que serían instrumentadas con la entrada en vigencia de la reconversión monetaria.

Entre los anuncios, informó que desde el 20 de agosto del 2018 el Petro sería «la segunda unidad contable del país», además de asegurar que los precios y salarios estarían anclados a la criptomoneda.

El economista Manuel Sutherland dijo en aquella oportunidad que el Petro estaba respaldado por las reservas de petróleo del Bloque I de la Faja petrolífera del Orinoco. El asunto es que (aparte de ser violatorio de la Constitución y la Ley de Hidrocarburos) la garantía real de cada Petro no existe, ya que el petróleo que la “sustenta” está cientos de metros por debajo de la tierra en una zona donde no hay extracción ni procesamiento del mismo.

Extraer ese petróleo extrapesado cuesta decenas de miles de millones de dólares que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no tiene. Para ser un respaldo real, el Petro debería ser canjeable por una cantidad de petróleo clara y específicamente establecida.

Bajo su óptica, el tipo de cambio y el valor del Petro se decidieron de una manera completamente arbitraria. «Aunque sabiamente se derogó la Ley de Ilícitos Cambiarios, no se anunció la eliminación del Control de Cambio ni se planteó un nuevo sistema de cambio libre», sentenció.

La confianza

Para otros economistas, el problema ha radicado principalmente en la confianza. De hecho, el analista Asdrúbal Oliveros, cuestionó: «¿cómo se ancla una cosa que no tiene confianza, como el bolívar, a algo que no existe, como el Petro?».

El anuncio de Maduro de “anclar” el nuevo cono monetario a una criptomoneda nacional (respaldada por el petróleo), y no a una divisa extranjera, creó mucho escepticismo en el entorno económico.

Fuente: stefano.

Bajo su óptica, “si el bolívar se ancla al Petro, eso es una entelequia. El respaldo de una moneda es la confianza. Justamente porque nadie confía en el bolívar es que se desencadenó la hiperinflación”.

Por su parte, el diputado y economista José Guerra aseveró que “el anclaje del bolívar respecto al Petro no tiene sentido. ¿Por qué? Porque el Petro no es un una divisa. El Petro no existe. No se puede anclar una moneda con algo inexistente. ¿Dónde se comercializa el Petro? ¿en cuáles países lo aceptan?”, cuestionó. En opinión del parlamentario, “estamos anclando la moneda a una fantasía”.

Para los consultados, la intención gubernamental de anclar el bolívar al Petro no permitió restablecer un sistema referencial de precios que estuviera desligado del dólar.

VER ARTÍCULO ORIGINAL